Putin prohíbe invertir en empresas extranjeras

Putin prohíbe invertir en empresas extranjeras

Putin prohíbe invertir en empresas extranjeras

Putin prohíbe invertir en empresas extranjeras

El Banco Central de Rusia deja los tipos en el 20% y prevé una transformación estructural a gran escala de la economía del país

El presidente ruso, Vladímir Putin, prohibió ayer por decreto a los residentes comprar participaciones en compañías extranjeras hasta el 31 de diciembre sin autorización expresa del Banco Central, en el marco de las medidas contra las «acciones inamistosas» de Estados Unidos y otros países. El decreto presidencial, publicado en la página web del Kremlin, confiere a la junta directiva del Banco Central de Rusia (BCR) la facultad de establecer el monto de las operaciones de adelantos de pagos por residentes a personas jurídicas y físicas extranjeras. El BCR también determinará el importe de las transferencias de cuentas en entidades bancarias rusas de no residentes registrados en países inamistosos a cuentas de no residentes que son de Estados que no llevan a cabo acciones inamistosas contra Rusia.

El Gobierno ruso adoptó el pasado día 8 una lista de países y territorios inamistosos, que incluye a EE UU y Canadá, todos los países miembros de la Unión Europea, Reino Unido, Ucrania, Montenegro, Suiza, Albania, Andorra, Islandia, Liechtenstein, Mónaco, Noruega. San Marino, Macedonia del Norte, Japón, Corea del Sur, Australia, Micronesia, Nueva Zelanda, Singapur y Taiwán.

La economía rusa se ve abocada a una transformación estructural a gran escala para hacer frente al impacto de las sanciones sin precedentes que Occidente ha impuesto al país por su ofensiva militar en Ucrania, lo que implica un largo periodo de fuerte incertidumbre, indicó ayer el Banco de Rusia. El país cerró 2021 con un crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) del 4,7% , tras recuperarse de la recesión en la que se sumergió por la pandemia del coronavirus. El Banco Central de Rusia (BCR) auguró aún el 21 de febrero –tres días antes de que el Kremlin anunciara la «operación militar especial» para «desnazificar y desmilitarizar» Ucrania– un crecimiento del PIB de entre el 2% y el 3% este año. Sin embargo, ayer admitió que las sanciones internacionales contra el propio banco, varias entidades financieras y contra múltiples sectores económicos del país provocarán una «reducción del PIB en los próximos trimestres», aunque no se atrevió a poner cifras a la «desaceleración económica» que sufrirá el país.

Tampoco da una estimación de la inflación anual, que se ha «acelerado significativamente desde principios de marzo», hasta el 12,5%. Pese a ello, el BCR mantuvo los tipos de interés en el 20%, tras haberlos duplicado el mes pasado (desde el 9,5%) por las primeras sanciones occidentales. La entidad admite un panorama oscuro para la economía. Además, las empresas de muchas industrias informan sobre dificultades logísticas y de producción en medio de las restricciones comerciales y financieras. Solo en Moscú unas 300 empresas extranjeras han suspendido su actividad.

Caída del 7% del PIB ruso
La invasión de Ucrania supondrá una caída del 7% del PIB ruso en 2022, según Moody’s, que en sus previsiones anteriores al estallido del conflicto apuntaba a un crecimiento del 2%, lo que sitúa el coste económico de la guerra para el país en 9 puntos porcentuales. Según las proyecciones de Moody’s, el impacto de la guerra y de las sanciones internacionales en la economía rusa continuará en 2023, año para el que estima una contracción del PIB del 3%. La inflación también será un problema para Rusia, ya que los precios subirán un 16% en 2022.

Putin prohíbe invertir en empresas extranjeras

TEXT, PROPRIÉTÉ de: https://www.larazon.es/economia/20220318/a5dkplfrgndglg2l6lakvfmuwi.html