Andorra prevé bonificaciones del 80% en el impuesto de Sociedades para empresas de comercio internacional

Andorra prevé bonificaciones del 80% en el impuesto de Sociedades para empresas de comercio internacional

El Principado prevé bonificaciones del 80% en el impuesto de Sociedades para empresas que se dediquen al comercio internacional, que cuando entre en vigor el convenio podrán repatriar los beneficios a España sin penalización. La ley andorrana también es ventajosa para sociedades que exploten intangibles (royalties, patentes, marcas…) a nivel internacional, para sociedades de gestión e inversión financiera y para conglomerados que tengan participaciones en empresas de otros países. Por ejemplo, una empresa que fabrique calzado en Puigcerda (Lleida) puede decidir venderlos luego por Internet mediante una filial en Andorra, de modo que la facturación quedaría sujeta a su baja tributación. Es el sistema de varias tecnológicas como Google, Apple o Facebook, cuya factura se emite desde Irlanda, con un tipo de Sociedades del 12,5%, de los más bajos de la UE. El Gobierno y la patronal niegan que Andorra quiera seguir el patrón de Luxemburgo, que vio cómo el caso LuxLeaks destapó acuerdos entre 400 empresas y el Gobierno para reducir su factura fiscal. “Andorra no jugará nunca a ser Luxemburgo. Tampoco queremos llevarnos empresas de España o Francia. No bastará con tener un buzón, la ley exige un mínimo de un local de 25 metros cuadrados y un trabajador”, dice Altimir

El Principado prevé bonificaciones del 80% en el impuesto de Sociedades para empresas que se dediquen al comercio internacional, que cuando entre en vigor el convenio podrán repatriar los beneficios a España sin penalización. La ley andorrana también es ventajosa para sociedades que exploten intangibles (royalties, patentes, marcas…) a nivel internacional, para sociedades de gestión e inversión financiera y para conglomerados que tengan participaciones en empresas de otros países. Por ejemplo, una empresa que fabrique calzado en Puigcerda (Lleida) puede decidir venderlos luego por Internet mediante una filial en Andorra, de modo que la facturación quedaría sujeta a su baja tributación. Es el sistema de varias tecnológicas como Google, Apple o Facebook, cuya factura se emite desde Irlanda, con un tipo de Sociedades del 12,5%, de los más bajos de la UE. El Gobierno y la patronal niegan que Andorra quiera seguir el patrón de Luxemburgo, que vio cómo el caso LuxLeaks destapó acuerdos entre 400 empresas y el Gobierno para reducir su factura fiscal. “Andorra no jugará nunca a ser Luxemburgo. Tampoco queremos llevarnos empresas de España o Francia. No bastará con tener un buzón, la ley exige un mínimo de un local de 25 metros cuadrados y un trabajador”, dice Altimir.El Principado prevé bonificaciones del 80% en el impuesto de Sociedades para empresas que se dediquen al comercio internacional, que cuando entre en vigor el convenio podrán repatriar los beneficios a España sin penalización. La ley andorrana también es ventajosa para sociedades que exploten intangibles (royalties, patentes, marcas…) a nivel internacional, para sociedades de gestión e inversión financiera y para conglomerados que tengan participaciones en empresas de otros países. Por ejemplo, una empresa que fabrique calzado en Puigcerda (Lleida) puede decidir venderlos luego por Internet mediante una filial en Andorra, de modo que la facturación quedaría sujeta a su baja tributación. Es el sistema de varias tecnológicas como Google, Apple o Facebook, cuya factura se emite desde Irlanda, con un tipo de Sociedades del 12,5%, de los más bajos de la UE. El Gobierno y la patronal niegan que Andorra quiera seguir el patrón de Luxemburgo, que vio cómo el caso LuxLeaks destapó acuerdos entre 400 empresas y el Gobierno para reducir su factura fiscal. “Andorra no jugará nunca a ser Luxemburgo. Tampoco queremos llevarnos empresas de España o Francia. No bastará con tener un buzón, la ley exige un mínimo de un local de 25 metros cuadrados y un trabajador”, dice Altimir.