El precio de la electricidad en Andorra es un tercio de lo que se paga en España

El precio de la electricidad en Andorra es un tercio de lo que se paga en España

El precio de la electricidad en Andorra es un tercio de lo que se paga en España

El precio de la electricidad en Andorra es un tercio de lo que se paga en España

El precio de la electricidad en Andorra es un tercio más barato que en España. Los compromisos de la compañía eléctrica del principado, Forces Elèctriques d’Andorra (FEDA), de no trasladar los incrementos de precios de la energía al consumidor han permitido que durante el primer trimestre de 2022 y la totalidad de 2021 los usuarios no hayan visto incrementada la factura de la luz. A partir de abril se corregirán las variaciones, pero el abonado de Andorra seguirá disfrutando de una tarifa mucho más económica que en los países del entorno.

Como consecuencia del volumen de electricidad importado, alrededor del 80%, FEDA ha tenido que llevar a cabo un plan de contingencia para hacer frente a la crisis energética y que esta afecte poco a los consumidores. Una parte del coste de la energía estaba sujeta a contratos cerrados, pero otra parte estaba expuesta a las variaciones del mercado, por lo que asumir ese sobrecoste le ha supuesto a FEDA una afectación de entre 15 y 20 millones de euros.

En Andorra la factura de un consumo medio de 2.500 kWh es de 336€, mientras que en España es de casi 1.000€
Por lo que respecta a los consumidores, la factura de un consumo medio de 2.500 kWh en Andorra se eleva a 336 euros, mientras que en España se acerca a los 1.000 euros (923 euros). La diferencia se mantiene si una familia tiene calefacción eléctrica. En ese caso su consumo se eleva hasta los 5.000 kWh por año. En Andorra, con ese consumo se pagaría en la actualidad 614 euros anuales, mientras que en Es­pa­ña la factura se elevaría hasta los 1.726 euros.

En Francia el coste de consumo estaría en una posición intermedia: 1.080 euros. “Teníamos muy claro que el papel de FEDA era ponernos al lado de la ciudadanía, y por ello desde 2021 hemos mantenido congeladas unas tarifas ya muy competitivas aunque esa situación obligue a cerrar el ejercicio con pérdidas”, destaca el director general de FEDA, Albert Moles. Este escenario se mantendrá hasta finales de marzo, tras seguir esta iniciativa desde el arranque de 2021. El objetivo es que la temporada de invierno finalice con las mejores condiciones para los abonados aunque el coste para FEDA se ha doblado en los últimos meses, una tendencia alcista que todavía no había sufrido los efectos de la escalada de precios provocada por el conflicto en Ucrania. Según Moles, “la situación del mercado energético ya nos afectaba ne­ga­ti­va­mente, pero ahora ya no hay normas ni previsiones que valgan”.

FEDA apunta a dos proyectos para producir energía renovable: un parque fotovoltaico y un parque eólico
El coste empresarial de no repercutir dichos incrementos es renunciar a los beneficios, suspender temporalmente las inversiones para aumentar energías renovables y disminuir el volumen de energía importada. En abril se llevará a cabo una actualización de tarifas, pero la corrección será mucho más baja que los costes de importación. Esa situación seguirá suponiendo que el coste de la energía en Andorra se man­ten­ga un tercio por debajo del coste en España. No obstante, la revisión de precios se hace imprescindible si la FEDA quiere mantener el ritmo de impulso de nuevos proyectos para generar energía de forma interna y depender menos del exterior.

El compromiso con la transición energética ya marcó la estrategia de FEDA para diseñar la hoja de ruta de los próximos años y conseguir de ese modo una apuesta firme por las fuentes de energía renovable. “Para afrontar el futuro, FEDA debe invertir en proyectos de producción de energía renovable que reduzcan la dependencia energética de los países vecinos”, señala Albert Mo­les. FEDA tiene, en este sentido, dos proyectos prioritarios: un parque fotovoltaico y un parque eólico que permitirían producir la mitad de lo que en la actualidad rinde la central hidroeléctrica. Asimismo la FEDA apuesta por la cogeneración y las redes de calor para ofrecer alternativas a la calefacción eléctrica y evitar así el aumento de la demanda. “No podemos mirar solo a corto plazo, tenemos que apostar por la producción de energía renovable, porque, con crisis o no, el cambio climático continua siendo una realidad y la transición energética se debe encarar”, agregó Moles.

El precio de la electricidad en Andorra es un tercio de lo que se paga en España

TEXT, PROPRIÉTÉ de: https://www.lavanguardia.com/economia/20220315/8124253/precio-electricidad-andorra-tercio-paga-espana-brl.html